¡Siguenos!
Contadores
web clocks reloj web
Contatore

Panzer I

 

El 1933, cuando Alemania comenzó a rearmarse, las autoridades se dieron cuenta que la creación de una división acorazada completa llevaría varios años. Mientras tanto, se decidió fabricar carros de combate ligeros y utilizar las nuevas divisiones acorazadas para ejercicios de entrenamiento.

Se firmaron una serie de contratos para fabricar varios carros de combate blindados con un peso total comprendido entre 3,9 y 6,9 toneladas (4.000 y 7.000 kg) y se adoptó finalmente el prototipo de Krupp.

 

El PzKpfw I A era un pequeño tanque de dos tripulantes muy poco satisfactorio en múltiples aspectos incluso con respecto a los modestos criterios de la época. El casco era ligeramente blindado y tenía muchas aberturas, fisuras y juntas, todas ellas poco sólidas y vulnerables a cualquier ataque. El motor no tenía gran potencia y daba mal resultado. La caja de cambios, con cinco velocidades y una marcha atrás era de serie y poco acabada. Se introdujeron muy pocos elementos y no se hizo mucho esfuerzo en aras de la comodidad de los tripulantes. La suspensión era una copia de los tanques ligeros Carden-Loyd de los años 1920, con un brazo exterior que impulsaba los ejes de la rueda interna y la rueda loca trasera. La rueda catalina se encontraba en la parte delantera, con lo cual la correa de transmisión recorría el suelo del casco hasta un diferencial situado al lado de los pies del conductor. Tanto el conductor como el comandante iban en el mismo compartimiento al que accedía el conductor por una puerta lateral del casco y el comandante por una gran compuerta situada en el techo de la torreta. El comandante, al tener muy poco ángulo de visión cuando el tanque estaba parado, se veía obligado, la mayor parte del tiempo, a sacar la mitad del cuerpo fuera. La pequeña torreta se recorría en un abrir y cerrar de ojos y el comandante cargaba las dos metralletas, para las que había una munición de 1.525 cartuchos. Las insuficiencias del motor Krupp se hicieron rápidamente evidentes, lo que obligó a reemplazarlo por uno más potente con 100 caballos de fuerza. Tenía un motor en línea por agua refrigerada Maybach de seis cilindros y para instalarlo en el chasis era necesario añadir un espacio de 43 cm de longitud al casco. Esto obligó a efectuar cambios en la suspensión y se añadió un espacio adicional para la rueda, lo que alargó, a su vez, la guía hacia el suelo y hubo que sacar la rueda loca. Este tanque recibió el nombre de PzKpfw 1 B, que era un carro de combate perfeccionado aunque tenía los mismos defectos de armamento y blindaje que el 1 A.

 

Se fabricaron más de 2.000 unidades del 1 B, lo que demostró el uso que se podía hacer del modelo más potente y aunque fueron sólo unos carros de combate intermediarios hasta que comenzaron a fabricarse los verdaderos tanques acorazados, se utilizaron en la Guerra Civil española, en Polonia, los Países Bajos en 1940, África, Grecia, los Balcanes e incluso en la Unión Soviética en 1941, si bien por aquel entonces estos tanques eran ya obsoletos y claramente insuficientes, salvo para pequeñas campañas. En un primer momento, pudieron sobrevivir sin ningún tipo de problemas debido principalmente a que los ejércitos de aquella época carecían de un armamento antitanque y los tanques eran todos inmunes a cualquier arma de infantería. Sin embargo, a medida que empezaron a utilizarse los cañones ligeros, el PzKpfw I fue condenado a la perdición y gran número de ellos fueron destruidos por el fuego de los cañones británicos que disparaban un proyectil del calibre 2 al batirse en retirada en Dunkerque.

 

Se hicieron varios experimentos con este prototipo y uno de ellos fue instalar una radio. La radio se instaló sólo en la versión 1В y había un gran número de unidades en cada división que se podían comunicar a través de este medio. Los otros carros de combate tenían que seguir las señales que hacía con la mano el comandante de la subunidad. Una versión del tanque original que dio excelentes resultados fue la transformación en un pequeño vehículo de mando, un proyecto que comenzó en 1936. En 1938 se habían transformado 200. La torreta fue reemplazada por una superestructura blindada cuadrada con una pequeña cúpula rectangular en el techo. Se instaló una metralleta para autodefensa, que se podía montar y desmontar sobre el terreno. La tripulación pasó de dos a tres ocupantes y se instalaron dos puestos de radio. Estos tanques fueron destinados a divisiones acorazadas de todo tipo y en Francia se utilizaron un total de 96 unidades de este modelo. Otros muchos se enviaron a la Unión Soviética al año siguiente, aunque debieron de ser terriblemente vulnerables a cualquier forma de tiro.

 

Un pequeño número de PzKpfw se destinaron a otro tipo de misiones. Algunos se transformaron en tractores de reparación y otros para transportar municiones. En 200 unidades, aproximadamente, se instaló un cañón de 4,7 cm, que se convertirían luego en los cañones antitanques ligeros SP; y en un reducido número de ellos se instalaron unos cañones de 15 cm, aunque, en ambos casos, el chasis estaba sobrecargado y se abandonó la idea tras un breve experimento.

 

Caracteristicas:

 

Tripulación: 2

Armamento: Dos metralletas MG 34 de 7,92 mm.

Blindaje: 7 mm como mínimo; 13 mm como máximo.

Dimensiones: 4,03 m de longitud; 2,05 de ancho; 1,72 m de altura.

Peso: 5.400 kg.

Presión sobre el terreno: 0,4 kg/cm2.

Potencia con relación al coeficiente de peso: 11,32 caballos de fuerza/tonelada.

Motor: Motor de gasolina por aire refrigerado opuesto horizontalmente de cuatro cilindros M 305 Krupp con 60 caballos de fuerza a 2.500 rpm.

Características técnicas: Velocidad 37 km/h; alcance 200 km; obstáculo vertical 0,355 m; trinchera 1,4 m; inclinación 58%.

Reseña histórica: Formó parte de la división acorazada alemana entre 1934 y 1941 y se utilizó también para otras misiones hasta 1945. Utilizado en España (N.B.: estos datos se refieren al tanque PzKpfw I A).
 

 

Por favor, registrese o inicie la sesión para poder dejar comentarios